sábado, 16 de septiembre de 2017

MERMELADA

Hacer una rica mermelada es una actividad culinaria que no tiene ciencia, ya que cualquiera puede hacerla. Lo bueno es que podemos elegir la fruta de nuestra preferencia y convertirla en mermelada, aunque de algunos vegetales también tresse puede hacer mermelada como de tomate o pimentón, incuso con aditivo de ají dulce jejeje.
Algunas mermeladas pueden salir costosas si la fruta que va a ser la elegida es considerada exótica en tu país o si no es de la temporada. Recomiendo comprar fruta de temporada porque así sale más económico al bajar el precio de la fruta en esas épocas.
Para hoy les traigo tres mermeladas que preparé: 

Fresa

 Es la más común que preparo en mi casa,al igual que la de durazno.







 

Arándano 




 Dio la casualidad que este jueves pasado en un mercadito de vegetales que hacen en la avenida Solano, frente a la iglesia, me encontré con estas bellezas y aunque no era mucha cantidad decidí convertirlos en mermelada. Tiene un sabor bastante ácido.














Uchuva




En e mismo mercadito encontré esta fruta llamada uchuva, en algunos sitios se la conoce como tomatillo, cereza del Perú, uvilla, poga poga, tomate sivestre, goldberry y otros. Parece un tomate cherry pero de color amarillo fuerte encerrada en una capucha suave que se descarta. Su sabor es a la veiar z dulce y ácido, sin que sea muy ácida. Es de las zonas de la cordillera andina, algnos dicen que es originaria de Perú. Aquí se produce en las zonas andinas y también está siendo cultivada en la Colonia Tovar









INGREDIENTES

1/2 kilo de la fruta de tu elección (o una bandeja de la presentación del supermercado)
1/2 taza de azúcar
1/2 limón

También debemos tener unos frascos de vidrio con tapa metálica enlos cuales envasaremos la mermelada cuando esté lista. Estos frascos deberás esterelizarlos supergiendolos en una olla con agua caliente y dejarlos hervir por unos minutos. Apagamos el fuego y dejamos enfriar hasta que podamos sacar los frascos con la mano y los pondremos a secar dentro del horno boca abajo, para que se mantengan calientes, ya que la mermelada se envasa caliente.

PREPARACIÓN 

 Asegurate de comprar fruta que esté macisa, o sea que no esté blanda, enmohecida o no madura. Si hay alguna pieza dañada o demasiado floja debes descartarla, porque influye en el sabor si se pasó de madura. A continuación si tiene cobertura, como la uchuva, retírsela, y luego pon la fruta en un envase y lávalas bajo el chorro de agua en el fregadero. No retires los tallos y las hojas, como en el caso de las fresas, hasta que no las hayas lavado para evitar que absorban agua.
Ya lavadas las frutas debemos quitar los rabos y las hojas y las cortamos en padacitos pequeños que vamos colocando en una olla. Hay quienes prefieren cortarlas en trozos grandes y cuando las empiezan a cocinar las trituran un poco con un pisa papas.
Llevamos la olla al fuego y le agregamos el azúcar y el jugo de medio limón y vamos revolviendocon cuchara de madera. Inmediatamente vamos a notar que la fruta suelta su propio jugo y aumenta el volumen de líquido dentro de la olla, así que ten cuidado porque si te descuidas se te desbordará. Cuando empiece a hervir bajamos a temperatura de la hornilla y vamos revolviendo de tanto en tanto para comprobar que no se nos pegue. Al principio verás burbujas de gran tamaño y luego irán reduciendo de tamaño y el líquido disminuirá. Al cabo de unos 8 a 10 minutos después de hervir ya deberá estar lista. Comprueba introduciendo una cuchara y mojándola con la mermelada, sácala en forma vertical para que escurra y dej enfriar un poquito, luego pasa un dedo sobre la cuchara y trazas n surco, si se mantiene el surco la ermelada está lista, pero si se tapa el surco déjala un poco más al fuego. En lo que esté lista la mermelada saca tus frascos del horno y rellénalos con la mermelada caliente y cierralos con su tapa metálica, así al enfriar solos harán el vacío.
Con tus frascos llenos de mermelada déjalos sobre el meson de la cocina para que se vayan enfriando y cuando ya no estén calientes podrás guardarlos en la nevera y están listos para su consumo. Como no uso preservantes para hacer mermeladas sólo hago la que vamos a consumir en la semana, así que diviertete preparando mermeladas de lo que se te ocurra para compartir con tus familiares y los niños, quienes son los grandes amantes de esta delicia.
Después de hacer la mermelada te puedes dar un gustico con una rebanada de pan y los restos de mermeladas que quedaron pegados de la cuchara de madera y de la olla jejejeje.

 PREPARACIÓN MERMELADA DE FRESA
 





TIP: En lugar de triturar la fruta con un pisa pure cmo hacen algunas personas, lo que hago es que saco un cucharon de la mezcla de la mermelada y la paso al vaso de vidrio de la licuadora, la proceso unos segundos y devuelvo la mezcla a la olla, así le doy una apariencia más parecida a la comercial que está más homogenea y con pedacitos de fruta.

PREPARACIÓN MERMELADA DE ARÁNDANO





MERMELADA DE UCHUVA 








Como verán me salieron varios frascos de mermelada. Como ya no tenía frasco pequeño puse la mermelada de arándano en un frasco más grande, del tamaño de mayonesa.


 
Espero que disfruten preparando mermeladas en casa y me cuenten como les fue.

Hasta la próxima receta!!





 

domingo, 7 de agosto de 2016

COMIDA PARA GATOS


Últimame en mi país se ha puesto un poco dificil alimentar a nuestras mascotas, ya sea porque no aparece el alimento seco en las tiendas especializadas en mascotas o porque cuando aparece ha triplicado su precio y debe comprarse en las presentaciones que viene de fábrica, bolsas de 4 kilos o más, y no ofrecen la posibilidad de comprarlo a granel de acuerdo al bolsillo para el momento del comprador. 
En mi caso tengo 4 gatos y un perro grange, un rottweiller, que más que nuestras mascotas son como parte de la familia, así que ante los problemas que se presentan para almentarlos y tomando en cuenta que el gato mayor, Micho, el blanco y rayado que aparece en la primera foto, tiene prohibido por el veterinario comer comida seca, ya que tuvo una obstrucción urinaria, debida a la baja calidad de los alimentos secos que se está produciendo en el país, desde hace un tiempo he venido alimentándolo con comida húmeda preparada por mí, por lo que he decidido compartir mi experiencia de prepararles comida con todos aquellos visitantes de mi página que busquen una solución para alimentar a sus gatitos.
Como la comida húmeda comercial qe venden en latas generalmente se prepara a base de hígado o pescado, decidí prepararles una mezcla con hígado, ya que este es uno de los sabores favoritos de ellos,
Para haceri la receta que fotografié simplemente utilicé un calabacín,  un par de papas medianas y un kilo de higados y corazones de pollo. Pero he preparado la receta agregando otros vegetales como zanahoria y auyama (calabaza). Poco a poco irán conociendo que alimentos les gustan más a sus mininos.

Lo primero que hice fue cortar las papas y el calabacín en cuadritos pequeños, para ello hice primero tajadas y éstas las fraccione en tiras para luego cortarlas en cuadritos como se muestra en las fotos

Algo importante de recordar es que cuando corten los cuadritos de papas los van poniendo de una vez en la olla que usaran para hacer la comida con un poquito de agua para evitar que la papa se oxide.

Esos cuadritos de papas los ponemos a cocinar para que se vayan ablandando y cuando casi estén blandos agregamos los cuadritos de calabazín que se cuecen muy rápido. 



Luego vamos a agregar los hígados y corazones de pollo a las papas y calabacines o a las verduras que hayan elegido para la preparación.

 Dejamos que se cuezan un poco y cuando veams que cambian de color vamos sacando los higados y corazones y los cortamos en pedacitos pequeños, ya que a los gatos no les gustan las piezas grandes.

 Apagamos el fuego cuando se haya consumido casi todo el agua, dejándolo un poco húmedo, ya que el hígado tiende a espesar el líquido que quede. La preparación la guadamos en un envase plástico en la nevera de donde iremos sacando las porciones que necesitemos para alimentar a los gaticos.
 Recien terminada de hacer la comida está un poco más mojada, pero ya al día siguiente está más espesa y menos mojada.

Lo que les puedo asegurar es que a los gatos les gusta y no dejan nada en el plato. A la prueba me remito jejeje
 Algo parecido le preparo al perro, pero agregando otros ingredientes como les enseñaré en la próxima receta.

Hasta la próxima receta!!

sábado, 16 de julio de 2016

PANCITOS TIPO RESTAURANTE CHINO


Últimamente escasean productos alimenticios en mi país y hemos tenido que irnos ingeniando como sustituir o procurarnos los componentes de nuestra dieta diaria.
Uno de esos alimentos que andan escaseando son los panes, ya que las panaderías manifiestan que no les ha llegado harina de trigo y por eso ya no producen la cantidad de panes que acostumbraban a vender.
Por ese motivo y ante la circunstancia de no conseguir pan horneado cuando voy a las diferentes panaderías cercanas a mi casa, me he puesto a hornear y a experimentar con algunas recetas.
Esta receta que les presento hoy siempre me ha recordado los famosos pancitos que ponen de acompañante en los restaurantes chinos, no es propiamente la receta que posiblemente usan en esos restaurantes, porque por más que busqué en la web nunca la encontré si no que los pancitos que se obtienen con esta receta guardan mucha semejanza con aquellos pancitos chinos por lo esponjoso y sabrosos que son. Espero que se animen a prepararlos y luego me comenten si yo tenía razón.

INGREDIENTES 

 Medidas en gramos y mililitros para esta receta:

4 tazas de harina, o sea 500 gramos
3/4 taza de leche (3/4 taza =180 mililitros)
3/4 taza de agua
5 cucharadas de azúcar
1 cucharadta de sal
60 grs de margarina 
1 sobre de levadura seca

PREPARACIÓN  

En un tazón colocar la leche y la margarina y calentar en el microondas por un minuto.

En otro tazón agregamos la leche con la margarita y el agua tibia para poder activar la levadura. Agregamos el azúcar y la sal y revolvemos para que se disuelvan. Luego agregamos la mitad de la harina junto con la levadura y mezclamos. 

 
 Luego vamos agregando el resto de la harina y amasamos por 5 minutos. 



Cuando la masa está lista cubrimos con papel film y dejamos reposar por 5 minutos. En ese corto tiempo verán que esta masa empieza a subir sola.
 
 
 

Cubrimos un molde de hornear rectanglar (como para pasticho) o uno redondo (como para pasteles) con una capa de aceite. Yo los he hecho en moldes de las dos formas, pero la receta que estoy publicando fue cuando los hice en molde redondo. Precalentamos el horno a 80º. Lo importante de precalentar a esta temperatura es que vamos a acelerar el leudado de la masa. Esto lo aprendí en un video que vi una vez de una señora haciendo unos panes que los aceleraba así.


 Sacamos la masa y la colocamos sobre el mesón cubierto con harina. 

 Se darán cuenta que con esta receta la masa es como más esponjosa 




Dividimos la masa por la mitad. Luego cada mitad por la mitad y de cada mitad sacaremos 3 bollitos.



 
Después a cada bollito le vamos a dar forma redonda girandolo suavemente con las manos sobre el mesón y los vamos colocando en el molde dejándole un poquito de espacio entre cada uno, porque van a seguir creciendo y se pegaran unos a otros.
 
 

  
Luego ponemos la bandeja en el horno que está precalentado a 80º por 20 minutos. Observaremos que transcurridos los 20 minutos los pancitos han crecido llenando toda la bandeja.

 

Pasados los 20 minutos y sin abrir el horno aumentamos la temperatura a 180º y los horneamos por 15 a 20 minutos. Ojo, es importante que no abramos el horno.




Sacamos la bandeja del horno y así calientes los pancitos vamos a barnizarlos con una barra de margarina fría de la nevera para que tome un brillo y la superficie del pan quede blandita. 

 
 
Cuando la margarina haya sido absorbida es cuando los vamos a sacar de la bandeja.

 


Y entonces ya podremos disfrutarlos así calentitos con una rica mermelada como estoy haciendo aquí


 Aquí pueden ver en estas fotos cuando los he preparado en bandeja rectangular. Pero lo más importante no es la forma de la bandeja donde se horneen si no lo sabroso que son jejeje. Anímense y prepárenlos para la merienda o para acompañar la próxima comida, ya que se hacen muy rápido.

 

Hasta la próxima receta!!